Welcome Back

¡Hooooooola a todos, queridos Incorrectos!

Hace ya un tiempo que no nos leíamos, sin embargo me da gusto que algunos de ustedes se hayan dado una vuelta por la página para ver si hay algo nuevo y bueno aquí estoy. Quiero agradecer a aquellos que con sus mensajes me dejan claro que el sitio es de su agrado y que extrañan las publicaciones. Ahora sí, después del agradecimiento les cuento que entre la primera publicación acerca de Felipe y sus canicas han sucedido muchas cosas. Gracias a Felipe, yo misma he encontrado algunas de mis canicas y es justo por eso que me ausenté más de un mes. Tiempo en el que pasé por todas las emociones. Primero al dejar mi casa, mi familia por ir en busca de la satisfacción que da el hacer lo que uno ama, en mi caso: escribir y hacer cine. Luego el enfrentarme a que entre el sueño y la realidad hay un ligero y espinoso momento en el que me pregunté «Y ¿Ahora qué, cómo?» Me vi en el aeropuerto con mi maleta, mis sueños, mis dudas y el gran valor que mi papá desde niña me implantó. Me convertí en Drácula del coxis al dormir once noches en el sillón de un muy querido amigo que sin aviso previo me abrió las puertas de su hogar, luego en casa de su mamá hasta que encontré mi «cajita de zapatos» una pequeña habitación en la colonia Roma a la que llegué por la generosidad de Mafer, mi hadita madrinita. Antes de llegar ahí, Mafer me advirtió «Es un cuarto dos por dos» pero como muchas veces tendemos a exagerar las cosas, no le creí, hasta que llegué y efectivamente: dos por dos. Lo primero que pensé fue «Nan, prohibido engordar» no lo logré. En esa habitación encontré un refugio, un templo de meditación y mi cueva de reconstrucción interior. Les diría que pasé noches, pero la realidad es que la mayor parte del tiempo trabajé de noche, entonces dormí lo que pude según la hoja del llamado del día. Tuve la enorme fortuna de conocer gente increíblemente noble y generosa de la cual me llevo un gran aprendizaje de vida, claro que también hubo momentos y personas horribles, sin embargo esas experiencias también son parte de la enseñanza que la Vida nos regala para hacernos más fuertes, más sabios y claro que se agradece. Fueron cinco semanas de llanto, gozo, incertidumbre constante, rabia, alegría, impotencia y mucho acné por la mala alimentación. Descubrí que tenía doble CURP lo que provocó una duplicidad en RFC y visitas constantes a distintas oficinas del SAT (MAÑANA ES LA ÚLTIMA, ESPERO…) Me enteré dónde y cómo se come en RENAPO por lo que me permito recomendarles queridos Incorrectos que si van a actualizar su INE se fijen MUUUUY bien si las amables personas de esas oficinas colocaron CORRECTAMENTE sus datos sobre todo cuando la reposición es por extravío, porque lo que pasó conmigo es que cuando fui a recoger mi INE, asumí (MAL HECHO) que todo estaba bien y en lo que menos me fijé fue en el CURP… Volviendo al tema, y con mi identidad en orden, con mucho gusto les anuncio que estoy de vuelta con algunas canicas en mi bolsa, con ganas de encontrar las que restan y sumar todas las que se puedan.

Anuncios

3 comentarios sobre “Welcome Back

Responder a Gladys Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s