Tan simple como brutal

«Quién se emociona por lo simple suele no ser simple»

José Narosky 

Lo simple resulta soso, al menos eso es lo que pasa de boca en boca la mayor parte del tiempo; sin embargo en ese estado o situación han nacido más ideas grandiosas, pensamientos e incluso los utensilios que forman ya parte de nuestra vida, tan simples que no paramos a preguntarnos cómo, quién, cuándo o por qué surgieron. La idea de buscar lo complicado y las «grandes» cosas (lo que sea que eso signifique) ha sido la causa de permanecer presas del miedo de aquello que se puede alcanzar con la simpleza de la observación, de prestarnos atención e importancia en lo que deseamos alcanzar a través de lo que hacemos. Newton después de sufrir una serie de fracasos en su laboratorio salió a caminar y descubrió su mayor logro histórico cuando vio una manzana caer de un árbol.

Maurice Saatchi creó una reflexión extraordinaria a través de una simple compilación que involucra artículos, servicios, teorías, etc que surgieron de la simpleza del pensamiento de personas que se vieron en alguna dificultad como Gillis Lundgren, cuando no pudo meter una mesa en su cajuela se le ocurrió desarmarla ¿Simple? ¡Más que eso! La diferencia es que Lundgren llevó esta idea a su compañía y el resto solo se dice en una palabra: IKEA. Las tarjetas de crédito surgieron de la idea de la confianza ¿cómo puedo confiar en alguien sin dinero? O un comerciante que notó que sus clientes solo compraban lo que podían llevar en sus manos, entonces surge la bolsa de papel en 1912, eso solo por citar algunos ejemplos, pero en unos más recientes podemos encontrar Facebook, Twitter… o Joy Mangano con su Miracle Mop.

Se dice que los pensamientos nos definen y yo agregaría que entre ellos y la acción se hace la diferencia, así como evitar la parálisis por análisis. Resulta fácil pensar en solo hacer una compilación de hechos conocidos, editarla y venderla ¿Cualquiera podría hacerlo? Esa pregunta es como una descarga eléctrica cada que la escucho porque justamente la formulan a manera de burla muchos cuando observan a otro con la brutalidad necesaria para entender la simpleza. Cualquiera puede tener un blog, escribir un libro, viajar, subir una montaña, correr un maratón, entender cuatro idiomas, inventar cosas, pero…

Saatchi en su libro califica como «brutal» la simplicidad del pensamiento, la cual reafirma que todo es posible a través de Brutal Simplicity of Thought

Anuncios

Un comentario sobre “Tan simple como brutal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s