Sin malentendidos

«Texting is the new calling»

Grace&Frankie

Es cierto que hoy en día nos comunicamos más por medios escritos que orales, sin embargo, eso no nos exime de hacerlo correctamente y no me refiero al buen uso de la ortografía, que en mi opinión es bastante sexy. A lo que me refiero es que muchas veces por la premura de soltar lo que traemos dentro lo hacemos de manera desordenada, lo cual se presta a confusiones y/o malentendidos. Recuerdo que por ahí de mis catorce o quince años hablaba con mi papá y muchas veces no me seguía el paso preguntándome «Hija ¿A qué hora cambiamos de tema?» para mí esa era una pregunta absurda «¡Cómo qué cuándo, no me pones atención!» Todo con el aniñado tono y la dosis exacta de berrinche de una adolescente incomprendida. Estaba realmente convencida de que mis ideas estaban tan claras, tan exactas, tan bien pronunciadas que no había lugar a equivocación o distracción alguna, sin embargo no era así y no solo con mi padre; sino con mis maestros, mis compañeros, mis amigos, mis novios (los que creo realmente se quedaron más confundidos que enamorados de mí) Eso me llevó a creer que los demás eran el problema en el canal de mi comunicación. No fue sino hasta que me inscribí en un curso de escritura creativa y guión cinematográfico cuando me di cuenta de que era yo quien no sabía como comunicarme con claridad. Y es que contar una historia tiene su gran chiste. En realidad la vida está llena de historias que vamos contando y nos cuentan. La claridad en nuestros mensajes es fundamental; ya que de ahí generamos la confianza en el otro. Me ha tocado formar parte de ponencias en las que el orador se nota tan preocupado por ser claro, y lo logra, pero lo hace para sí, no para quienes lo atienden. La falta de claridad genera desconfianza. Estoy hablando de temas de negocios, ponencias o clases universitarias, pero seguro que a todos nos ha pasado que un amigo o nosotros mismos nos encontremos en medio de cualquier relato sin pies ni cabeza y nos preguntamos «Ajá y ¿luego qué?» Puedo decir que a mí me pasa, incluso algunas veces he pasado por alto las buenas formas, termino por formular «Y ¿Luego qué?».

En mi recién andado camino como empresaria me di cuenta de que los básicos en la comunicación con el otro es un tema que tenía que volver a estudiar, sí señores y señoras, la comunicación también se estudia, sobre todo se practica. Y en este camino, me topé con un libro maravilloso llamado You, Inc. The Art of Selling Yourself en el cual los autores Harry Beckwith y Christine Clifford hacen hincapié en que más allá de que uno se asegure de ser comprendido en sus ideas, lo más importante es evitar cualquier malentendido en el mensaje. Según los autores la primera clave real de la buena comunicación es ser tan claros como se pueda para que quienes nos escuchen y/o lean nos perciban como expertos. He conocido gente que sabe su materia de una manera extraordinaria y después de muchos años de práctica; a la hora de exponer su tema la realidad es otra. Lo que sucede es que al momento de tratar de explicar todo aquello que nos pasa por la cabeza damos demasiados ejemplos con la finalidad de parecer expertos, pero el resultado es totalmente lo contrario; ya que la variedad de ejemplos se presta a confusiones insalvables, lo cual nos deja perdidos en un mar de opciones. No digo que todos deban pasar por los talleres de creación literaria, aunque yo lo recomiendo, para tener más claridad en el orden de las ideas que se quiere transmitir, lo que digo es que si tomamos conciencia de lo que deseamos obtener del otro, entonces será más fácil simplificar nuestro discurso, provocando en el oyente el interés y la confianza necesarios para atender nuestro mensaje sin dar lugar a malentendidos. La clave es apelar a la sencillez porque si hay algo con lo que los seres humanos podemos lidiar es la simplicidad, misma que nos genera confianza.

Así que si ya saben, como reza la canción de Joss Stone Less is more.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s