Stay strong! Keep going!

Hoy se cumplen ocho días de haber corrido mi primer medio maratón. 21k. Aunque ya sabía que los iba a correr desde meses antes, todo tomó forma el viernes en la noche, cuando recogí el paquete de corredor. Desde ese momento me dije «Nancy, pus ya pagaste» (frase que siempre aplico cual poderoso mantra cuando me siento tentada a rajarme) El nervio y los pensamientos de auto sabotaje comenzaron: «Nancy nunca has corrido 21k» «¡Te vas a lastimar!» «No te vas a levantar» «No pasa nada si no vas, total» El sábado en la noche casi no pude dormir. Sonó el despertador, era hora. Me cambié la playera cuatro veces pensando «Te vas a lastimar» hasta que por fin dio la hora de salir de casa. La adrenalina corría por mi cuerpo que camino al lugar me bajé del auto en plena avenida y me eché a correr, había tráfico tampoco crean que estoy tan loca. Había quedado con algunas amigas de encontrarnos ahí, sin embargo no pudimos hacerlo, la cantidad de gente era tal y mi huella de abandonó crecía junto con mis nervios. Como a los participantes nos dividen en secciones, es decir, de los más rápidos a los más lentos. Me puse a buscar a alguien que tuviera la misma zona que yo en su número de corredor, encontré a un chico de El Salvador y me puse a platicar con él. Antes del disparo de salida, me dijo «Si es tu primer medio y te gusta, no lo vas a dejar» Sonó el disparo y arranqué. Los primeros kilómetros fueron sencillos, sin embargo todo el camino estuve pensando que debía ir más rápido, miraba el reloj, empecé a sentir mucha angustia cuando los demás corredores me rebasaban. Por ahí del kilometro quince el micropore que me había puesto en el pie derecho se desprendió y me detuve para sacármelo. Un corredor pasó y me preguntó si estaba bien «Qué amable» pensé, miré bien a la gente a un lado de la pista echando porras, animando, regalando naranjas, al mismo staff, fue entonces que mi di cuenta de que realmente no estaba disfrutando nada. Era mi primer medio maratón, había corrido quince kilómetros y yo pensaba que debía ir más rápido. Me coloqué la calceta, ajusté mi zapato y volví a la pista. Era ya la última subida, muchos corredores me volvieron a rebasar, pero esta vez me dije «Nancy puedes verlo como que los demás te pasan o como que sigues avanzando» elegí la segunda y seguí. Dos horas y cuarenta y seis minutos después crucé la meta, lo hice con la manos arriba, aplaudiendo, llorando (más bien sollozando, ya no tenía líquidos) reconociendo mi esfuerzo. Orgullosa de que seguí avanzando. Con Murakami como coach «Nancy, eres una máquina de correr» recordando las frases motivacionales de Nike «Stay strong, Keep going».

A ocho días del evento, sigo sintiéndome poderosa, fuerte. Puede ser solo una carrera, sin embargo hay un gran esfuerzo detrás, no solo de entrenamiento físico; sino mental. Es creer que puedes, es reconocer cada paso hasta llegar a la meta y querer volver a hacerlo. Esa pasión de vivir plenamente la experiencia al descubrir nuestras fortalezas día a día en cualquier cosa que realizamos.

Esta vez quiero agradecer a las personas que forman parte también de este empoderamiento que me dura hasta el día de hoy.

Atenea, por devolverme a las pistas y proponer el descabellado plan del fin de semana.

Elena, por ser mi entrenadora del mal en el gym, por tu bullying con mi peso de risa y por tu coliflor.

Mafer, por levantarte temprano en domingo sólo para mandarme mensaje de aliento y orgullo.

Gustavo, por tus palabras antes de empezar. Saludos hasta El Salvador.

Diana, por compartir tu pasión y tu empatía conmigo con apenas conocerme unas horas.

Alexandra, Luis y Bela por esperarme, les prometo que la próxima lo hago más rápido.

Papá, por llamarme a cada rato para saber cómo estaba.

Hugo, por estar cada paso, cada entrenamiento, por tu paciencia, por ser mi aliado, por ser mi porristo eterno, por mantenerme a la vista y captar con tu cámara mi crucé en la meta.

¡Gracias infinitas y nos vemos en los siguientes 21k el próximo 18 de marzo!

Si quieren ver un poco más de las fotos que menciono y estar en contacto los invito a que me sigan en Instagram @nan_oviedo.

Foto de @dedalo1

Anuncios

Un comentario sobre “Stay strong! Keep going!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s