¡A celebrar!

 

Todos hemos presenciado la típica escena de la señora que en una ceremonia de premiación se levanta gritando cuando escucha el nombre de su hijo como ganador, misma ñora a la que dan ganas de etiquetarla en el ya famoso meme “Ya siéntese, señora”, de risa loca ¿no? Bueno, pues hoy yo fui esa “señora” que se levantó de su asiento gritando cual loca en el momento que escuché el nombre del chico al que le di mentoría durante seis meses, cuando lo nombraron el mejor pupilo de su generación. Es sin duda un orgullo para mí saber que él fue “el elegido”, no sólo porque estoy segura de que se merece todas las cosas lindas de la vida; sino porque en estos seis meses, él ha sido responsable de que mi corazón roto esté pegado. Los que me siguen, saben ya, mi relación de pareja terminó a inicio de marzo, que mi tristometro marcaba altas temperaturas y que igualmente inicié carrera profesional en otro ámbito muy distinto al de las artes (SIGO EN LAS ARTES, NO VAYAN A CREER, SÓLO AMPLIÉ MI RAMO DE EXPERIENCIA). En aquel momento de duelo personal y profesional, me involucré en todo lo que pude: fútbol, baile, entrenamientos de maratonista, dos proyectos de negocio, este blog, voluntariados en escuelas de bajos recursos y precisamente en uno de esos voluntariados conocí a una chica que me invitó como mentora a un programa llamado Pupilo que tiene como objetivo mostrar a chicos de preparatoria la importancia de ser mejores personas y el impacto que ese acto tiene en el mundo en general, inmediatamente le dije que sí. Después de cinco sesiones de integración los chicos fueron asignados a un mentor. El programa marca que mentores y pupilos se reúnan una vez por semana durante una hora para ayudar a los chicos a lograr sus objetivos, de acuerdo con lo que plantearon en las primeras cinco sesiones. Recuerdo que cuando conocí a Alex, me dije “Este niño es muy especial, yo quiero que sea feliz” por otro lado tuve mucho miedo de no ser capaz de darle lo que él necesitara de mí, pues mi situación emocional era parecida al pronostico del tiempo y la verdad es que en ese momento me sentí débil. Sin embargo, las ganas de Alex de ser mejor persona, mejorar su entorno, esa misma obstinación por creer en algo más grande, más profundo a pesar de las circunstancias presentes, me hicieron darme cuenta de lo parecidas que son nuestras historias vitales. El papá de Alex se fue de casa como lo hizo mi mamá cuando yo tenía seis años. Alex es el mayor de sus hermanos, igual que yo. Entonces comprendí perfecto la molestia y la duda que queda en los hijos abandonados hacía los padres y la responsabilidad que se hereda como primogénitos. Me propuse que en cada reunión iba a tener un propósito y la primera fue que le escribiera una carta de agradecimiento a su papá por haberse ido, Alex me miró como “Usted está loca” (ajá me habla de usted, ya me rendí con eso) ¿Quién le agradece a su abandonador? Si son las personas producto de nuestra infelicidad ¿no? y no lo niego. Las personas que se van nos dejan con una huella de abandono, con la sensación de inseguridad, de soledad y con la pregunta a la que jamás daremos una respuesta certera: “¿Qué hice para que se fuera?” lo sé de primera mano y por eso mismo sé lo que siente y lo que significa vivir así y por eso mismo sé también que nuestros abandonadores son nuestros grandes maestros, nos obligan a descubrir una fuerza interna, un valor, un coraje y tenacidad para seguir adelante y eso sin duda es digno de agradecimiento. La siguiente sesión, Alex, llegó con su carta a su papá, al que yo misma le agradezco darme la oportunidad de conocer a su hijo y poner en mis manos parte de su crecimiento, porque su ausencia dio paso a mi presencia y a ser parte de #LoMejorQueMePaso que nos compartimos Alex y yo durante estos seis meses, a que su mano me levantara, no sólo cuando caí en el cerro que subimos, sino todos días con su cariño. Como dije antes, cuando inicié este programa, mi corazón estaba roto; hoy sé que esa ruptura sólo sirvió para hacerlo más grande, más fuerte, más lleno de amor.

 

En esta publicación quiero agradecer a Alex por su confianza y compromiso, eres mi gran orgullo. Agradezco también al programa Pupilo por haberme permitido ser parte de este proyecto y a todos los integrantes porque de este corazón pegado ustedes ya son una pieza más.

 

Ahora sí, ya me siento (señora).

 

Anuncios

11 comentarios sobre “¡A celebrar!

  1. Mamá postiza, gracias por todo. Gracias por cada segundo de su valioso tiempo que me regaló porque siendo sinceros tiene una rutina muy ocupada pero a pesar de eso tu buscabas un espacio para compartirlo conmigo y apoyarme en todo. Este reconocimiento no es solo mio si no de los dos, sin su ayuda yo no hubiera estado enfrente de todos recogiendo ese reconocimiento. Gracias por gritar y dejar salir esa hermosa sonrisa que tiene cuando pase al frente, me siento feliz de la vida por haberla puesto en mi camino. Gracias por todas y cada una de las actividades que me ponía hacer, pues hoy gracias a ello no tengo rencor hacía mi papá, no me encantaría leer en pocas palabras tu me ayudaste a sobresalir y siempre para bien. La quiero tanto no sabe cuanto ha marcado mi corazón y sabe que siempre estaré para ti, en las buenas y en las malas, estaremos apoyándonos una al otro ya sea cuando Subamos una gran montaña o algún problema que se nos valla presentando. En verdad muchas gracias por ser la mejor mentora , amiga, confidente mi gran MADRE postiza.

    Me gusta

  2. Muy hermosa tu historia Nancy,muy parecida a lo que estoy pasando,estoy en la etapa de duelo y me involucrè en un proyecto de salud ,unos productos con muchos beneficios , necesito como tú estar ocupada,no preocupada, ojalá en este lugar me pueda encontrar a una persona como Alex,FELICIDADES Y ADELANTE! UN ABRAZOTE!

    Me gusta

  3. Felicidades Colonizadora Cineasta, gracias por compartir y ser parte importantísima de esta generación Pupilo. Orgullosa madre postiza que cosecha los frutos de su esfuerzo, dedicación y cariño. Felicidades también a Alex por ser esa tierra fecunda y que seguramente ayudará a otros (Pupilos, Mentores y ajenos al programa) ) en su camino!!

    Me gusta

  4. Wow!! Cada día me sorprendes más, en realidad eres un ser humano incríble y una fuente de inspiración para muchas personas, en lo personal aprendo mucho de ti y me gustaría continuar aprendiendo de ti.

    Me gusta

  5. Nancy y Alex, son grandes! Gracias por el compromiso y entrega al programa por que por personas como ustedes y lineas como las que nos acabas de regalar Nancy es que se creó Pupilo.

    Un programa lleno de amor para compartir.

    Me gusta

Responder a Memo Brasil Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s