33

Día 33. Hoy quiero empezar por agradecer a todos los que enviaron mensajes para decirme que en lugar de día 34 había colocado 35, estaba super cansada, muchas gracias por su atención y comentarios. Muchos me han dicho que ya también les dio ansiedad la cuenta regresiva y otros muchos incluso me han enviado fotos corriendo, de verdad muchísimas gracias. Es muy lindo para mí que esta cuenta regresiva los esté inspirando a correr, a retomar o bien a crear hábitos saludables en sus vidas. Les cuento que yo estoy entre nerviosa/sensible/cansada/etc. Hoy más que nunca me queda claro que los hábitos son los que van construyendo de a poco los resultados que podemos palpar en cualquier situación. Es común que veamos sólo el resultado, pero el trabajo, el esfuerzo, las renuncias, la disciplina simplemente parecen no existir. Nos gusta pensar que todo es resultado de la magia o la suerte, pero nunca de la dedicación, del esfuerzo, de las renuncias, las lesiones o el tesón. A treinta y tres días del proyecto por el que he trabajado casi dos años, recuerdo que una vez estaba en una fiesta, sí también voy a las fiestas, no siempre, pero he ido je je, total que aquel día estaba ahí yo muy a gusto cuando una chica le preguntaba a un chico “¿Tienes novia?” y él dijo “No, tiene que ser alguien especial” y ella insistió “¿Cómo?” y él respondió “Lo voy a sentir cuando la vea llegar a un lugar” yo que nada más estaba de chismosa, lo admito, sentí ganas de desmayarme y reíR; ya sé que hasta aquí van a pensar “Che, Nan, chismosa ¿qué te importa?” y sí, toda la razón, pero punto es el siguiente así como aquel chico esperaba algún tipo de magia para encontrar a su media naranja, la aplicamos para todo, vamos por la vida diciendo “Yo sé cuándo dejar de fumar, de beber, hacer ejercicio, cuidarme, ponerme atención…” y saben ¿Qué? No, no funciona así. En el caso de las relaciones el éxito se debe al trabajo, a la apertura y a la comunicación efectiva, ajá esa no nomás aplica en los negocios.

Siempre he creído en el trabajo, en el esfuerzo y me parece que eso aplica para todo tipo de proyecto; ya sea personal y/o profesional. Por ejemplo, ayer me desperté, tomé mi bulletproof, medité, me puse micropore en todas las partes en las que ya sé que puedo lesionarme por el roce, me compré los tenis adecuados a mi tipo de pisada y tipo de entrenamiento, utilicé la ropa en talla y material, llevé conmigo la cantidad de gel necesario, agua; en fin. Lo que digo es que hice lo que estuvo en mis manos para estar al cien dentro de lo que cabe, por supuesto siempre hay cosas de las que se aprende, por ejemplo, llevar el gorrito para no quemarme la cara, siento la frente de cartón 😜 sin embargo esta vez mis senos están ilesos gracias a la inversión de un súper sostén maravilloso y a que me parché como Lady Gaga. Así que inversión de tiempo, esfuerzo y monetaria es la que yo defino como “suerte” y sí, soy bien suertudota.

 

 

Flojerometro: Caminata ligera hacia la cafetería

 

 

Los invito a que se suscriban al sitio locorrectodeloincorrecto.com

Instagram @nan_oviedo

Foto de @wolf_pher

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s